jueves, 1 de septiembre de 2016

Hoy

Para mi querida Flaca:

Hoy me levanté de mi cama a las 6 de la mañana. A penas y podía abrir los ojos, tenía destellos de sueño pegados en las comisuras de mis párpados. Como siempre, pisé el suelo con mi pie derecho, descalzo. El sabor a hielo de la mañana me hizo temblar durante unos segundos. Después de eso, fui a la cocina y me serví un vaso con agua. Pensé en ti mientras hacía el desayuno.

En el trabajo me encontré con María, dice que está bien y preguntó por ti. Le dije que estabas radiante, bellísima. Después de eso no hay mucho que contar, papeleo, comida, pláticas superficiales con mis compañeros y tráfico. Lo de siempre.

Después llegué a mi casa y chequé mi celular para ver si habías dejado algún mensaje. Nada. Me senté a ver la televisión, abrí una cerveza y prendí un cigarro. Mientras una película de amor transcurría en la pantalla, volví a pensar en ti, preocupado por si comiste hoy, si te fue bien en el trabajo, si pasaste bien la noche y cuantas veces habías sonreído en el día. Abrí mi computadora y busqué las fotografías del viaje a Veracruz.

Encontré un cierto alivio al ver tu cara; te extraño flaca, con una nostalgia que no cede ni siquiera ante las lágrimas. Encontré el video donde nos cantábamos "Quisiera ser alcohol" de Jaguares y sonreí. ¿Te acuerdas de ese viaje flaca? Fue la primera vez que se me escapó el "Te amo". Eramos unos mocosos. Quien imaginaría lo que somos ahora.

Me perdí un rato en los recuerdos. Pausando a cada rato el reproductor para poder recordar vívidamente. Después encontré una foto donde me estás abrazando. Creo que solo contigo sonrío así, lleno de amor y alegría. Rebosante de esperanzas y sueños por cumplir. Feliz. ¿Te acuerdas flaca? ¿cómo dijiste que me amabas? si mal no recuerdo fue a la luz de la luna, los dos solos, observando el mar, ebrios de pasión y Moët.

Después de eso me fui a recostar, esperando a que el sueño me abrazara. Estuve un rato mas recapitulando esas primeras etapas de nuestra relación. Encontré mas videos, hay uno donde recargas tu cabeza (que encaja perfectamente) en mi hombro. Te ves hermosa cuando cierras los ojos ¿te lo había dicho?

Seguí viendo varias fotos y videos, en la mayoría salimos cantándonos alguna canción cursi. Volví a, mientras escuchaba nuestras voces desafinadas cantar "romanticamente". Lo pongo entre comillas porque parece mas un matadero de gatos que una escena de amor.

Ya ha pasado mas de 1 año y medio desde eso, y aún te extraño como desde el día en el que me dijiste que ya no podías más.

Te mando besos, mi flaca hermosa. Donde quiera que estés, besos por todo el cuerpo y en los labios. Espero que estés bien y que hayas comido hoy. Te mando hartos besos flaquita, besos de agua, de sal y de chocolate, de esos besos que te hacían reír. De esos besos que hoy no tienen a quien entregarle el alma.

Besos, desde el fondo de mi corazón, todos los besos que quieras y necesites.

Ricardo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario